Los inversionistas privados deben compartir de forma voluntaria parte de la carga en la siguiente ronda de ayuda financiera para Grecia, dijeron el viernes líderes de Francia y Alemania.

Previo a un almuerzo de trabajo, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy enfatizaron que se necesita encontrar una solución para ayudar a Grecia con el objetivo de asegurar la estabilidad del euro.

Ambos líderes dijeron que una extensión "voluntaria" del vencimiento de los bonos del gobierno griego que poseen los inversionistas privados debería formar parte de esa solución.

"Queremos la participación de los acreedores privados sobre una base voluntaria", agregó Merkel.