Una delegación de sindicalistas colombianos pidió a legisladores estadounidenses que antes de ratificar el tratado de libre comercio verifiquen si ha aumentado la protección a los derechos laborales en la nación sudamericana, como lo establece el plan de acción acordado por los gobiernos de los dos países.

Diógenes Orjuela, director de relaciones internacionales de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, dijo el jueves en conferencia de prensa que el plan de acción es un "truco del gobierno colombiano para que el congreso estadounidense ratifique el tratado".

Señaló que en realidad "no hay espíritu de cambiar acciones antisindicales, de resolver la violencia y evitar los despidos de trabajadores que intentan sindicalizarse".

Según Orjuela, el grupo ha pedido al Congreso estadounidense que dé un lapso de observación. "Nos siguen asistiendo dudas cuando han ocurrido 10 asesinatos de sindicalistas este año, cinco después de la firma del plan de acción", expresó.

Se refirió a un paquete de medidas que el presidente colombiano Juan Manuel Santos se comprometió a adoptar antes del 15 de junio como paso previo para que el presidente Barack Obama envíe al Congreso el tratado de libre comercio con Colombia, estancado desde 2006.

"El gobierno y el congreso estadounidenses no pueden dejarse engañar por el gobierno colombiano. Ese plan de acción necesita bastante tiempo para que lo vigilen y poder garantizar que cambien las costumbres antisindicales en Colombia, dijo Orjuela.

El representante demócrata Hank Johnson, quien asistió a la conferencia junto a sus copartidarios George Miller y Linda Sánchez, dijo que planea enviar una carta a Obama la semana próxima con la solicitud de no enviar todavía al congreso el tratado con Colombia, la cual ya reúne las firmas de 14 legisladores.

Jeff Vogt, subdirector del departamento internacional de la central sindical estadounidense AFL-CIO, dijo que la delegación de cinco sindicalistas colombianos conversaron en persona con alrededor de 20 representantes y senadores estadounidenses durante la última semana.

La Casa Blanca ha dicho que está lista a enviar al Congreso los tratados de libre comercio con Corea del Sur, Panamá y Colombia, una vez que el país sudamericano cumpliera con la adopción de medidas que se comprometió adoptar, las cuales buscan proteger los derechos civiles y combatir la impunidad de sindicalistas asesinados.

Sin embargo, no hay fecha cierta para el envío de los tratados porque la Casa Blanca lo ha condicionado a la renovación de una ley vencida en febrero que busca ayudar a estadounidenses desempleados debido al comercio internacional, a la cual se ha opuesto la bancada republicana.

__

Luis Alonso Lugo está en Twitter como @luisalonsolugo