Tras un dominante paso en la primera ronda, México es considerado como el claro favorito para superar a Guatemala en los cuartos de final de la Copa de Oro 2011, pero los jugadores del Tri no quieren caer en el exceso de confianza.

Los aztecas ganaron sus tres encuentros de la fase grupal donde anotaron 14 goles por sólo uno que recibieron para sumar nueve puntos y avanzar como primeros en el Grupo A, mientras que los chapines sumaron cuatro puntos y se metieron como tercer puesto del B.

El partido se realizará el sábado en el nuevo estadio Meadowlands.

"A todos los rivales los esperamos muy complicados, no hay equipo fácil, no hay rival fácil y vamos a hacer lo que hemos trabajado en la semana para poder salir con la victoria", dijo el delantero Javier Hernández, quien es el líder goleador del torneo con cinco anotaciones.

En 30 encuentros, México tiene marca de 19 triunfos, siete empates y cuatro derrotas ante Guatemala. En Copa de Oro han jugado cinco veces, con saldo de cuatro ganados y un empate para los aztecas.

"Fácil no será pero si el equipo hace bien las cosas, será un poco más sencillo", dijo el veterano zaguero Rafael Márquez. "Tenemos que pensar en estar enfocados en lo que queremos y realizar todo de forma adecuada. No hay que dar por muerto a alguien; simplemente respetar y tratar de hacer un buen fútbol".

En esta Copa de Oro, México ha tenido más problemas fuera de la cancha que dentro de ella. Cinco de sus jugadores dieron positivo por clembuterol en un control interno y están separados del plantel mientras se determina su situación.

Las cinco bajas más la del lesionado zaguero Ricardo Osorio, dejaron al entrenador José Manuel De la Torre con sólo 17 futbolistas para entrenar en los campos de la Universidad Kean previo al duelo ante los guatemaltecos.

"Por ahora estamos con 17 y tenemos que responder y trabajar duro como lo hemos hecho hasta ahora", agregó el "Chicharito" Hernández, quien tiene 19 goles en 26 encuentros con la selección mayor.

México espera una determinación de CONCACAF para saber si sus cinco jugadores pueden regresar al equipo o si les autorizan reemplazos.

"Estamos a la espera, es tema de la Federación y ojalá pudieran regresar y que se limpie su imagen", agregó Hernández.