A un par de días de que se inaugure el Mundial Sub17 de México 2011, la FIFA no tiene preocupación por los alto niveles de violencia relacionada con el narcotráfico que azotan al país, dijo el jueves el secretario general del organismo Jerome Valcke.

Desde diciembre del 2006, cuando el gobierno del presidente Felipe Calderón comenzó una ofensiva contra los carteles de las drogas, más de 35.000 personas han perdido la vida en hechos violentos relacionados con el narcotráfico.

La ciudad de Morelia, que albergará la ceremonia inaugural del Mundial el próximo sábado, se localiza en el occidental estado de Michoacán que es conocido como el bastión del cartel de la Familia, considerado uno de los más grandes y peligrosos en el país.

En fechas recientes, autoridades federales han reportado que la Familia tuvo una división interna que derivó en la creación de otro grupo denominado Los Caballeros Templarios.

Monterrey, otra de las sedes, ha visto un repunte en los últimos días de la violencia del narcotráfico que las autoridades han atribuido a una ruptura entre los carteles del Golfo y Los Zetas a finales del 2009.

"Donde vayas hay problemas, en Europa, en Africa, en Asia", dijo Valcke. "No hubo una rueda de prensa previa al Mundial de Sudáfrica donde no nos preguntarán por la inseguridad, lo mismo pasa ahora con Brasil, pero hablamos de un evento deportivo, es diferente".

La violencia relacionada con el narcotráfico en Morelia provocó la cancelación del torneo de golf Tres Marías, de la gira LPGA que estaba programado a realizarse en abril pasado. El Abierto de Tenis de Acapulco, un Open 500 de la gira ATP, se realizó en febrero en ese puerto turístico sin sobresaltos.

"Al ser un evento deportivo el problema de seguridad es diferente porque todo está más controlado, nosotros no venimos a resolver la violencia en las calles, pero dentro del estadio nos aseguramos que haya un alto nivel de seguridad; así ocurrió en Sudáfrica", recalcó Valcke.

El Mundial en el que participan 24 países comienza el próximo sábado y concluye el 10 de julio.

Yon de Luisa, presidente del Comité Organizador, dijo que desde hace dos años han trabajado en un plan de seguridad junto al gobierno federal, estatal y municipal para poder garantizar la seguridad en los siete estadios que recibirán partidos.

"Hemos hecho nuestro trabajo en el tema de seguridad y podemos reconocer que estamos listos para recibir a los 24 países y a todos los visitantes", dijo De Luisa.