Honda Motor Co. presentó el jueves su camioneta Fit Shuttle, que incluye versiones híbridas para el mercado japonés, con una demora de tres meses de la fecha prevista en su plan inicial, otra señal de la devastación que sembró el desastre.

En las instalaciones de la sede de Honda el calor era intenso, mientras los ejecutivos trabajaban sin corbata y los periodistas recurrían a abanicos para refrescarse, como un reflejo real de los esfuerzos que realiza el Japón para ahorrar electricidad después que el terremoto y maremoto del 11 de marzo llevaron a su planta nuclear al punto de fusión.

El sismo de magnitud 9 y el maremoto que le siguió, destruyeron la infraestructura manufacturera de autopartes, las ventas de vehículos e instalaciones para diseño en el noreste del Japón.

El mismo presidente Takanobu Ito se siente aliviado de que la compañía haya llegado a este punto.

"Han sido unos tres meses sumamente difíciles para nosotros", les dijo a los periodistas, vestido con un saco deportivo y sin corbata en vez de los acostumbrados trajes obscuros.

La costumbre anual de vestir sin la formalidad habitual en la oficina ha sido respaldada en el Japón en los últimos meses después del desastre. Incluso se alienta al personal a llevar camisas hawaianas y shorts.

En el evento de Honda, en Tokio, se dejaba sentir la crisis nuclear, aunque se trata de la primera presentación de un modelo después del 11 de marzo, pero la empresa había advertido que los termostatos iban a estar a 28 grados centígrados (82 F) que los ejecutivos iba a vestir con ropa ligera.

Además de los problemas de la planta nuclear Fukushima Dai-ichi, que se supone tomará años en ser reparada, otra planta nuclear fue clausurada por riesgo de seguridad. Por esa razón se ha exhortado a las compañías japonesas y a los consumidores por igual a que reduzcan su consumo de energía en un 15%.

Muchas fábricas automotrices producirán vehículos los fines de semana y el viernes durante tres meses a partir del próximo mes a fin de reducir la carga del suministro eléctrico y evitar apagones durante las horas de mayor demanda.

Honda ha augurado que la producción de vehículos en el Japón regresará a niveles previos al desastre a fines de este mes y que la producción a nivel mundial verá los mismos resultados en agosto y septiembre.

___

Yuri Kageyama puede ser contactado en: http://twitter.com/yurikageyama