El gobierno español anunció el jueves la expulsión del embajador de Libia acreditado en Madrid al considerar que el régimen de Moamar Gadafi ha perdido toda legitimidad "por la continua represión que viene ejerciendo sobre la población".

España comunicó oficialmente al embajador libio Ajeli Abdussalam Ali Breni que dispone de diez días para abandonar el país ibérico, dijo la cancillería en un escueto comunicado.

Además, el gobierno expulsó a otros tres funcionarios de la embajada libia — que no identificó — al estimar que "realizaban actividades incompatibles con su estatus diplomático".

España es uno de los países que participa en la operación militar de la OTAN en Libia. La canciller española Trinidad Jiménez se reunió con los rebeldes libios en Bengasi el pasado 8 de junio.

Después de aquel encuentro, Jiménez aseguró que el llamado gobierno al Consejo Nacional de Transición libio es el "representante legítimo del pueblo libio" y defendió que la única solución al conflicto pasa por la salida de Gadafi.