Una empresa japonesa del sector de manufactura de dispositivos médicos anunció el jueves la apertura de una planta en Costa Rica con una inversión inicial de ocho millones de dólares.

La firma MicroVention de la corporación japonesa Terumo cuenta con operaciones de manufactura en Estados Unidos de implementos que se utilizan en intervenciones neurovasculares, por lo que la sede en Costa Rica será la primera que abrirán fuera de territorio norteamericano.

En esa planta que alcanzará los 5.000 metros cuadrados se elaborarán unas sofisticadas espirales de platino utilizadas para la embolización de aneurismas cerebrales. La inversión inicial será de ocho millones de dólares y emplearán a unas 100 personas al iniciar operaciones en el segundo semestre del 2012.

Datos de la agencia de atracción de inversiones Cinde indican que los equipos de precisión y médico representan el tercer sector exportador del país, con ventas por 1.169 millones de dólares en 2010 y con unos 12.000 puestos de trabajo distribuidos en 41 empresas. En el 2000 eran apenas ocho firmas.

En lo que va del año otras tres firmas del mismo sector se han instalado en el país o han realizado reinversiones, entre esas BeamOne con una nueva planta de esterilización con óxido de etileno a un costo de 10 millones de dólares, que operará junto a otra ya existente de esterilización por electrodos.

La ministra de Comercio Exterior, Anabel González, aseguró que cuanto a inversiones en el campo de dispositivos médicos "Costa Rica es indiscutiblemente el líder", por encima de naciones como México y Puerto Rico.

Para la directora de Cinde, Gabriela Llobet, el reto del país está en mantener la capacitación del recurso humano, prestando atención al personal especializado que necesitan estas compañías en áreas como calidad, electromecánica y química.