Chrysler Group LLC dispuso el retiro de 11.351 automóviles, minifurgonetas y otros modelos debido a un problema de manufactura que podría provocar una falla en la dirección.

Chrysler dijo a la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) que no está enterada de ningún choque ni lesiones causados por el problema. El retiro abarca 11 de los 20 modelos que Chrysler tiene en venta para el 2011.

La NHTSA dijo el jueves en su cibersitio que un remache ausente o colocado incorrectamente podría causar una pérdida de dirección, aumentando el riesgo de choques.

Los vehículos retirados para su reparación incluyen el Chrysler sedán 200 convertible de tamaño mediano y la minifurgoneta Town and Country; el Dodge Avenger sedán de tamaño mediano, el compacto Caliber, la minifurgoneta Caravan, la camioneta Journey y la camioneta deportiva Nitro, además del Jeep Compass y las camionetas deportivas Patriot, Liberty y Wrangler.

Los vehículos fueron construidos entre mediados de abril y mediados de mayo.

Las concesionarias deben revisar los autos para asegurarse de que el remache haya sido instalado correctamente y efectuar reparaciones en forma gratuita. La compañía planea empezar a notificar a las concesionarias y los propietarios en julio, según los documentos.

El problema se debió a la inadecuada identificación por parte de empleados nuevos de componentes que habían sido rechazados en una fábrica cerca de Toledo, Ohio, según los documentos presentados a la NHTSA.

No se sabe que haya habido quejas de los clientes sobre el problema, agregan.

Los propietarios de los vehículos que tengan preguntas pueden llamar a Chrysler al (800) 853-1403 o a la NHTSA al (888) 327-4236.