Un juez condenó a una integrante de un jurado a ocho meses de cárcel por charlar con la acusada a través de Facebook durante el juicio.

Joanne Fraill, de 45 años, admitió haber cometido un desacato al tribunal por charlar con la acusada Jamie Seward en la red social.

El juez Igor Judge dijo el jueves que su conducta fue "directamente contraria a su juramento como jurado".

Fraill es la primera integrante de un jurado en Gran Bretaña declarada culpable de usar la internet durante un juicio. Se puso a llorar al ser pronunciada la sentencia.

Su abogado dijo que estaba arrepentida y que no tuvo intención de afectar el juicio.

Seward recibió una pena suspendida de dos meses de cárcel en el tribunal londinense.