La estrella china de los Houston Roeckets, Yao Ming, apuntó que este verano podría terminar su carrera como jugador profesional de baloncesto si su tobillo izquierdo no se recupera pronto, informó hoy el portal de noticias chino Tiyu Pindao (Canal Deportes).

"Todo depende de mi tobillo. Si logro recuperarme, entonces me retiraré en dos años. De lo contrario, lo haré este verano", afirmó Yao en una entrevista para la prensa china, en la que también puso en duda que vaya a regresar a la NBA, tras prácticamente dos años en el dique seco debido a las lesiones.

El médico que lo trata, Kenneth Foster, ha dicho que la fuerza de la pierna del jugador solo se ha logrado recuperar en un 30 por ciento, y que se necesita de más tiempo para obtener una recuperación completa.

Yao confesó que no estaba seguro de cómo iba a encajar en los planes del nuevo entrenador de los Rockets, Kevin McHale, y que sus objetivos en los próximos diez años son cuidar de su familia, continuar con sus actividades en la comunidad y colaborar con el baloncesto chino.

El jugador refirió además que aunque desea que su hija Amy lo vea jugar y ganar un campeonato y no sólo a través de vídeos, su estado de recuperación le permite darle un ambiente estable para crecer y no perturbarla con sus viajes.

Yao agregó que Amy le da fuerzas y lo motiva para continuar con su carrera y que sería difícil dejar a los Rockets debido a una lesión o un negocio.

"He pasado los 10 mejores años de mi vida jugando y viviendo en Houston. Eso hace que sea mucho más difícil decir adiós", afirmó el jugador.

Yao, de 2,28 metros de estatura, no se ha recuperado completamente de la lesión sufrida en julio de 2009 ante los Lakers de Pau Gasol, y en esta temporada sólo disputó cinco partidos antes de que el equipo declarara que no podría contar con él para el resto de la liga.

El pívot chino, seleccionado en siete ocasiones para el All Star de la NBA, tampoco jugó apenas en la temporada anterior, en la que los médicos le reconstruyeron el pie izquierdo.

El contrato de Yao con los Rockets, valorado en 76 millones de dólares, expira el 30 de junio de este año, pudiendo ser cancelado por la liga de no obtener una excepción salarial por estar discapacitado.

De 30 años de edad, Yao fue seleccionado por los Rockets en la primera selección del sorteo universitario de 2002, pero su carrera en la NBA nunca alcanzó el máximo debido a una serie de lesiones, la mayoría en su pie y tobillo izquierdos.