Los aeropuertos de Buenos Aires y Montevideo reanudaban el miércoles sus operaciones después de permanecer inactivos dos días por una nube de ceniza de un volcán chileno que se posó sobre la capital argentina.

Los vuelos nacionales, regionales e internacionales de las tres mayores aerolíneas en Argentina comenzaron a operar en el aeroparque de Buenos Aires y el aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de la capital, aliviando la situación de miles de pasajeros que el lunes y martes no pudieron trasladarse a sus destinos en América y Europa por la ceniza que despide desde el 4 de junio el volcán Cordón Caulle.

A su vez, el aeropuerto internacional de Carrasco, en Montevideo, reinició el martes por la noche sus actividades y el miércoles estaban previstos vuelos a la capital argentina, así como a Chile, Brasil y Paraguay.

Según expertos, la ceniza volcánica que desde el sur argentino se trasladó a partir de la semana pasada hacia el norte afectando a esta capital es dañina para los motores de las aeronaves.

Las venezolanas Cecilia Siger y Mercedes de Vierma se encontraban de visita en Santiago de Chile antes de iniciar un curso de odontología en Argentina. El lunes se suponía que debían volar a Buenos Aires por Lan Chile, pero la nube de cenizas les cambió los planes.

Llegaron a la capital argentina en un autobús que puso a disposición la línea aérea y finalmente este miércoles, si el viento a favor no cambia, viajarán a la provincia de Salta --en el norte argentino-- para iniciar el curso.

"La verdad estamos agotadas. Pero pese a todo nos consideramos afortunadas. Por suerte llegamos a tiempo al curso", dijeron en diálogo con AP en el aeroparque metropolitano de Buenos Aires.

Los brasileños Gideon Damasio y Luciana Barone también debían viajar el lunes a Río de Janeiro por la línea uruguaya Pluna tras unos días de turismo en la capital argentina. De su propio bolsillo tuvieron que costearse un hotel a la espera de poder volar.

"Estamos pensando todo el tiempo en el regreso", admitió Damasio.

Aerolíneas Argentinas informó en un comunicado que desde la 0130 GMT del miércoles se retomaron los vuelos desde Ezeiza con destino a México, Miami y Madrid.

Los vuelos que parten de distintas ciudades de Argentina hacia el aeroparque, tanto de Aerolíneas como de Austral, comenzaron a operar a las 1300 GMT. En tanto, desde las 1400 GMT se retomaron las salidas desde la aeroestación metropolitana con la partida de un vuelo a la ciudad de San Juan, 1.100 kilómetros al oeste de la capital argentina.

Posteriormente se cubrirán desde el aeropuerto capitalino los trayectos hacia las ciudades argentinas de Salta y Córdoba y la brasileña Porto Alegre.

Las dificultades ocasionadas por la nube de cenizas en las operaciones de los aeropuertos han causado un "cuello de botella" con los vuelos y se producen demoras en las partidas.

El brasileño Felipe Maciel no oculta su fastidio. Desde el domingo se encuentra varado en Buenos Aires, lo cual le ha impedido cumplir con sus compromisos en la universidad de Belo Horizonte.

Contó que tuvo que costear la estadía en un alojamiento estudiantil ya que "Aerolíneas no ayudó en nada".

Aerolíneas Argentinas "dispondrá a las 16.00 (1900 GMT) un vuelo especial a Miami" para traer al país pasajeros que se encuentran demorados y llevar a esa ciudad estadounidense a los que están esperando trasladarse desde Buenos Aires.

La compañía puntualizó que siguen suspendidos los vuelos a los aeropuertos de Bariloche, Chapelco, Trelew, Neuquén, Viedma, Río Gallegos, Calafate, Ushuaia, Río Grande, Comodoro Rivadavia y Esquel, situados en la Patagonia; a Santa Rosa, en La Pampa; Bahía Blanca y Mar del Plata, ciudades al sur de Buenos Aires, y a San Rafael en Mendoza, sobre la Cordillera de los Andes.

En tanto, también salían desde las 1130 GMT los vuelos domésticos y regionales de LAN Argentina desde y hacia el aeroparque y Ezeiza, según informó la aerolínea.