SAN JUAN, Puerto Rico.-- El puertorriqueño Miguel Cotto, campeón súper welter de la Asociación Mundial de Boxeo, y el mexicano Antonio Margarito pelearán el próximo 3 de diciembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

Francisco Espinoza, manejador de Margarito, confirmó que "ya está prácticamente la fecha acordada" para el combate, que se llevará a cabo en Nueva York".

Reconoció, no obstante, que lo único que faltaba para concretar el contrato era un examen físico de Margarito, que se haría en dos semanas. "Pero el medico ya nos dice que está todo bien", enfatizó Espinoza.

Margarito, de 33 años, sufrió una seria lesión en el área del ojo derecho durante su derrota ante Manny Pacquiao en noviembre pasado, cuya lesión puso en peligro su carrera.

"Despues de la cirugía, pensábamos que ya no volvería a pelear. Pero mira la sorpresa. Ya todo está bastante bien, ha cicatrizado. Solo falta la última cita", indicó.

Originalmente en 'Vegas'

Originalmente, el promotor de ambos, Bob Arum, dijo que la pelea sería en el MGM Grand de Las Vegas, donde Cotto, de 30 años, venció en marzo al nicaragüense Ricardo Mayorga.

Cotto ha logrado seis de 36 victorias en el Garden, incluyendo tres KO y un apoyo incondicional de miles de puertorriqueños que acuden a sus combates.

'Canelo' en forma

Por otro lado, el mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez, campeón mundial súper welter del Consejo Mundial de Boxeo, aseguró hoy estar en el mejor momento de forma deportiva de su vida, días antes de su defensa de título contra el británico Ryan Rhodes.

"Estoy contento porque la preparación fue la mejor de mi vida. Estuvimos trabajando muy fuerte y creo que estoy como nunca", declaró el púgil.

Álvarez dijo sentirse en plena forma tras haber realizado su etapa de preparación en las montañas de Big Bear, California, Estados Unidos.

El peleador convivió hoy con sus simpatizantes, en una firma de autógrafos con unas 200 personas se dieron cita para tomarse fotografías con su ídolo, quien el sábado defenderá el título en la arena VFG, su primera pelea como campeón, en su natal Guadalajara, occidente mexicano.

El boxeador se mostró emocionado por la respuesta de la gente que no dejó de gritar su nombre y aseguró que hará su mejor trabajo para dar una gran pelea a su afición.

El 'Canelo' y Rhodes sostendrán mañana un entrenamiento público previo a la ceremonia de pesaje que tendrá lugar el próximo viernes.