El Comisionado de Asuntos Económicos de la Unión Europea dijo el jueves que los ministros de Hacienda de la eurozona aprobarán el domingo el pago de un crédito de contingencia por 12.000 millones de euros (17.000 millones de dólares) a Grecia y decidirán en julio un nuevo plan de asistencia.

Olli Rehn destacó que ese enfoque en dos fases "significa que la financiación de la deuda soberana griega podrá ser garantizada de esta forma hasta septiembre, mientras estudiamos una decisión a mediano plazo, más allá de septiembre, en julio".

Rehn dijo esperar que ambas decisiones sean adoptadas de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, quien dijo anteriormente que no podrá desembolsar su aporte al próximo tramo de la ayuda sin garantías de la financiación de Grecia a largo plazo.

Según Rehn, es "lamentable que las gestiones para construir la unidad nacional (en Grecia) fracasaron ayer", aunque sigue confiando que el parlamento aprobará el nuevo plan de austeridad.