El principal negociador palestino, Saeb Erekat, transmitió hoy a la Liga Árabe la petición de los palestinos de una reunión el próximo lunes en El Cairo para lograr apoyo a sus intentos de ser admitidos en la ONU como miembro de pleno derecho.

Erekat expresó esta postura en una rueda de prensa conjunta con el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, con quien se entrevistó hoy en El Cairo.

El negociador explicó que en la reunión del próximo lunes participarán expertos judiciales de los países árabes con el fin de ayudar a los palestinos a pedir a la ONU ser miembro de este organismo como un Estado dentro de las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital.

Erekat insistió en que esta petición se basa en las leyes internacionales que otorgan este derecho.

Además, afirmó que la reanudación de las negociaciones con los israelíes exige el anuncio previo de Israel de que acepta la solución de dos Estados, en base a las fronteras de 1967, y la detención de los asentamientos, incluido en Jerusalén Este.

Las conversaciones de paz directas entre israelíes y palestinos se interrumpieron en septiembre de 2010, tres semanas después de reiniciarse y principalmente por la intransigencia israelí a cesar la construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania.

Erekat señaló, asimismo, que la reconciliación interpalestina es importante para lograr la paz con Israel y la solución de dos Estados.

Por su parte, Musa insistió en la importancia de pedir la inclusión del Estado palestino como miembro de pleno derecho en la ONU y descartó que haya otra alternativa al respeto.

Asimismo, aseguró que la Liga Árabe espera los resultados de la reunión prevista para el próximo día 21 entre el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, y el máximo líder de Hamás, Jaled Meshal, en El Cairo para llegar a un acuerdo sobre la formación del nuevo gobierno.

El acuerdo de reconciliación palestina, alcanzado el pasado 4 de mayo en El Cairo, establece la formación de un gobierno provisional integrado por tecnócratas y la celebración de elecciones dentro de un año.