La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) pidió hoy a las autoridades colombianas que garanticen la independencia de la investigación preliminar abierta contra el expresidente Álvaro Uribe por su presunta responsabilidad en las escuchas telefónicas ilegales realizadas bajo su Gobierno.

Uribe será interrogado mañana por primera vez sobre las escuchas telefónicas efectuadas por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) bajo sus dos mandatos a miembros de la oposición, magistrados y periodistas, en el marco de la investigación preliminar abierta por la Comisión de Acusaciones del Parlamento.

"Si bien la FIDH saluda este avance hacia la investigación de los máximos responsables de las actividades ilegales del DAS, también expresa su preocupación por las irregularidades en el acceso de las víctimas como parte civil a este proceso", indicó la organización en un comunicado.

La FIDH consideró además que la renuncia del representante instructor Camilo Abril el pasado 25 de mayo por haber recibido supuestamente amenazas de grupos paramilitares "causa serias sospechas respecto a la independencia" de la investigación.

Abril es el tercer representante que abandona el proceso, lo que para la ONG "hace temer que el nuevo instructor también esté sometido a presiones por parte de grupos políticos y grupos armados ilegales".

Por todo ello, la FIDH instó a las autoridades colombianas a garantizar la independencia judicial en este caso y urgió a que la investigación preliminar contra el ex presidente "no se convierta en un simulacro de Justicia".