La empresa española Telefónica y la colombiana Internexa anunciaron hoy la introducción de la banda ancha en la región andina peruana con la llegada de este servicio a la ciudad de Cuzco, en el sur del país.

La obra ha supuesto el tendido de casi 400 kilómetros de fibra entre las ciudades de Arequipa y Cuzco, y continuará en los próximos meses hacia las provincias de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Ucayali, San Martín y Loreto, hasta totalizar cerca de 1.800 kilómetros de fibra.

Se espera que en un plazo de doce meses todas las capitales de estos departamentos cuenten con fibra óptica, lo que beneficiará a 2,8 millones de peruanos, dijeron a Efe fuentes de Telefónica en Perú.

Internexa, líder en la región en tendido de fibra óptica, pone así a disposición de Telefónica estos servicios que permiten disponer de internet de alta velocidad al igual que en Lima, según destacó en rueda de prensa Javier Manzanares, presidente de Telefónica en Perú.

"Acompañaremos el crecimiento del país y seremos parte de los esfuerzos de incluir a más peruanos a través de los beneficios de las tecnologías de la información", indicó Manzanares, haciéndose eco de las demandas de "inclusión social y regional" que han sido centrales en la reciente campaña electoral peruana.

Además de acceder al Internet de alta velocidad, los usuarios experimentarán otras mejores, como elevar la capacidad y la cobertura de los servicios fijo y móvil dentro de las ciudades beneficiadas.

Por su parte, el gerente general de Internexa, Genaro García Domínguez, destacó en la misma rueda de prensa que este proyecto ayuda a "integrar, en un gran tejido continental, a los países de Centro y Sur América".