La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) estudia cambiar su reglamento sobre el clembuterol y no considerarlo sustancia dopante en bajas cantidades, tras el positivo por esta sustancia del ciclista Alberto Contador en el pasado Tour de Francia.

Responsables de la AMA citados por medios franceses indicaron que el tratamiento de los casos de positivos por clembuterol pueden ser tratados de forma individual, al tiempo que consideraron posible la tesis de la contaminación alimentaria esgrimida por el ciclista español.

El director científico de la AMA, Olivier Rabin, indicó que la hipótesis de la contaminación alimentaria de clembuterol "no es nueva" y afirmó que debe conducir a flexibilizar la regla de suspensión por esta sustancia.

Agregó que los cambios se debatirán durante una reunión científica de la organización prevista para la semana próxima en Montreal, que presentará una propuesta al Comité Ejecutivo de la AMA de septiembre próximo en Lausana.

Rabin indicó que estudian recomendar al Comité que tenga en cuenta los niveles de clembuterol detectados para determinar si es dopaje.

El cambio se puede producir después de que Contador, ganador de las dos últimas ediciones del Tour y de la de 2007, fuera controlado positivo por una cantidad ínfima (50 picogramos) de esta sustancia en la pasada edición de la ronda gala.

En el reglamento actual, la presencia de clembuterol en la sangre, aunque sea muy pequeña, es suficiente para considerar al deportista positivo.

Por ese motivo, la Unión Ciclista Internacional (UCI) suspendió de forma provisional al ciclista, que fue posteriormente absuelto por la Federación Española, que admitió la teoría de Contador de que ingirió un filete contaminado con la sustancia la víspera del control.

Sin embargo, la decisión fue recurrida por la UCI y por la AMA ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), que se pronunciará tras el próximo Tour, que comienza el día 2 de junio.

Con el cambio, que tendría en cuenta la posibilidad de una contaminación alimentaria, no se consideraría de forma automática positivo la presencia de clembuterol en la sangre.

Rabin señaló que los casos de positivo por esta sustancia son pocos y que pueden ser tratados de forma individualizada, sin que todos ellos generen la misma sanción.

El responsable de la AMA afirmó que el control sanitario de la alimentación animal en algunos países no es lo suficientemente estricto como para descartar que los ganaderos inyecten clembuterol a los animales para aumentar su masa muscular y reducir la grasa.

Esta práctica está prohibida en Europa, donde los controles son "estrictos", indicó Rabin, quien señaló que no es igual en otros países.