El ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, anunció el miércoles que el gobierno realizará cortes programados del servicio eléctrico en algunas regiones del país mientras se resuelven los problemas que persisten en el sistema nacional.

A tres días de haber anunciado un plan nacional de ahorro eléctrico el gobierno acordó extremar las medidas de racionamiento con la aplicación de cortes programados. El plan de racionamiento contempla la aplicación de multas a empresas, consumidores residenciales y organismos públicos que incurran en alto consumo.

Rodríguez dijo el miércoles a la prensa, durante una visita a una planta eléctrica del estado costero de Vargas, que se había dado instrucciones a los jefes de despachos regionales para que se "programen las horas exactas en las que se van a hacer los cortes y la duración, y a su vez se anuncien a la población".

El ministro no ofreció mayores detalles sobre donde se aplicarán los cortes del servicio ni por cuanto tiempo se extenderán.

Desde hace más de tres meses numerosos residentes de diversas comunidades del interior del país y empresarios han denunciado que la corporación estatal eléctrica ha realizado cortes no programados de varias horas.

Al explicar las recientes medidas de ahorro eléctrico Rodríguez dijo que "todas las resoluciones que hemos tomado están dirigidas a recortar los picos de exceso en el consumo de electricidad. En la medida que se reduzcan esos picos no habrán más recortes, pero en tanto que no se corrijan pues habrá que aplicar necesariamente los cortes".

Desde abril pasado se han registrado en el país tres grandes apagones que el gobierno ha atribuido a una alta demanda y a acciones de "sabotaje".

Algunos analistas han rechazado las explicaciones oficiales asegurando que todo es consecuencia de "insuficiencias" en la capacidad de generación del sistema termoeléctrico, fallas en el mantenimiento de las instalaciones y "deficiencias" gerenciales.

El consumo nacional de energía está alrededor de 17.000 megavatios, según cifras oficiales. Los analistas aseguran que la demanda eléctrica de este año es similar a la del 2009.

El gobierno anunció el pasado lunes la imposición de un plan de ahorro, que entrará en vigencia el 15 de julio, que obliga a los consumidores residenciales, comercios, industrias y organismos públicos a reducir el consumo mensual en al menos 10% ya que lo contrario tendrán recargos en las facturas o suspensión del servicio.

Durante la primera mitad del año pasado el gobierno del presidente Hugo Chávez estableció un plan de racionamiento eléctrico para hacer frente a una severa crisis que se generó por una prolongada sequía que afectó las represas que alimentan algunas de las principales plantas hidroeléctricas del país, y deficiencias existentes en el sistema termoeléctrico.