El Gobierno irlandés establecerá una comisión especial independiente para investigar los abusos cometidos por monjas, sacerdotes y personal laico contra mujeres y niñas en las llamadas "Lavanderías de la Magdalena", confirmaron hoy fuentes oficiales.

En estas instituciones, popularizadas por la película "Las hermanas de la Magdalena" (2002), se recluía a jóvenes de supuesta vida disoluta bajo un régimen de esclavitud y continuas humillaciones.

En un comunicado oficial, el departamento de Justicia e Interior indicó que el objetivo de la investigación es "clarificar cualquier interacción del Estado con las lavanderías de la Magdalena y producir un informe detallando de tal interacción".

Las asociaciones de víctimas han celebrado la iniciativa del Gobierno, pero lamentan que, según se deduce de los parámetros de la investigación, no se emitirá aún una disculpa oficial por los abusos físicos y psíquicos perpetrados entre 1940 y la pasada década de los noventa en diez de estas "Lavanderías".

Muchas de aquellas mujeres, la mayoría menores, eran sometidas al control de las religiosas por orden de la Justicia irlandesa, que penalizaba su estilo de vida o circunstancias personales.

Por ese motivo, la Comisión irlandesa de derechos humanos (IHRC) ha denunciado repetidamente que los gobiernos de la época ignoraron su obligación de evitar situaciones de "arbitraria detención, trabajos forzados y servidumbre".

En una nota, la organización Justicia para las Magdalenas (JfM) señaló hoy que está dispuesta a colaborar con la investigación y las cuatro órdenes religiosas que regentaban las "Lavanderías" para "ofrecer justicia e indemnizar a los supervivientes".

"Estamos al tanto -dice la organización- de las implicaciones legales que tendría la emisión de una disculpa y la preocupación del Estado en este sentido, pero queremos recordar al Gobierno que la Convención de Naciones Unidas contra la tortura y el castigo o trato inhumano, degradante o cruel (UNCAT) considera al Estado responsable".

Este grupo hacía referencia a un informe publicado el pasado 6 de junio por UNCAT, en el que criticaba al Estado irlandés por "fracasar" a la hora de "proteger a niñas y mujeres a las que se encerró involuntariamente entre 1922 y 1996" en las citadas lavanderías.

Las cuatro órdenes religiosas que regentaban estas infames instituciones son Las Hermanas de la Misericordia, Las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad, Las Hermanas de la Caridad y Las Hermanas del Buen Pastor.

Algunas de ellas fueron citadas en el llamado "Informe Ryan" de 2009, un texto que reveló que miles de menores fueron objeto de abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas en instituciones estatales regentadas por religiosos en Irlanda entre 1940 y la pasada década de los noventa.