El delantero brasileño José Eduardo Bischofe de Almeida, conocido como Zé Eduardo, espera ganar la Copa Libertadores con el Santos antes de llegar al Génova para iniciar un nuevo proyecto futbolístico con el club italiano que preside Enrico Preziosi.

"Comenzar la nueva aventura italiana en el Génova con el título de la Libertadores en el bolsillo sería una buena tarjeta de presentación y seguro que me ayudaría a afrontar la nueva experiencia con la moral por las nubes", afirma el joven atacante brasileño en una entrevista publicada hoy por el diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport".

Zé Roberto, de 23 años de edad, está convencido de que tardará poco tiempo en adaptarse a las características del fútbol italiano y, aunque no quiere prometer un número determinado de goles a los aficionados genoveses, asegura que dará lo máximo de sí mismo, como en el Santos, en el que la pasada temporada marcó 26 goles.

"En Italia se juega un fútbol que se adecúa muy bien a mis características, ya que el aspecto físico es muy importante y yo soy un atacante que se hace respetar en el terreno de juego. Estoy convencido de que me adaptaré rápidamente al equipo y que enseguida me sentiré muy a gusto", subraya el brasileño en el rotativo.

Antes de desembarcar en el fútbol europeo, Zé Eduardo debe jugar con el Santos la final de la Copa Libertadores, en la que el club brasileño se enfrenta al equipo uruguayo Peñarol.

"El Santos no es para nada favorito en el partido, una final de la Libertadores es imprevisible y puede ganarla cualquier equipo. Es más, el Peñarol ha demostrado ser un gran equipo, eliminando a rivales de calidad como el Internacional y el Vélez, a los que todos daban por vencedores", recuerda el joven futbolista.