Diversos vuelos a la ciudad australiana de Perth fueron cancelados hoy por culpa de la nube de ceniza del complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle, al cumplirse el cuarto día de caos en los aeropuertos de Australia y Nueva Zelanda.

Virgin Australia suspendió hoy sus vuelos desde y hacia Perth, en el oeste australiano, mientras que Qantas suspenderá sus vuelos por la tarde, informó la emisora local ABC.

Sean Donohue, representante de Virgin, explicó que la medida se debe a que la nube de ceniza se aproxima a Perth a menos de los 4,5 kilómetros de altura y por lo tanto es imposible esquivarla.

Qantas, Jetstar y Tiger Airways mantienen la cancelación de sus vuelos a la isla australiana de Tasmania y Nueva Zelanda, aunque han reanudado sus vuelos a la ciudad de Adelaida, que fueron suspendidos ayer.

Una representante de Aerolíneas Argentinas en Australia también manifestó hoy a Efe que ayer fue cancelado uno de los tres vuelos semanales a Sudamérica.

La aerolínea sudamericana agregó que es posible que el vuelo de mañana jueves se cancele o se retrase debido a que el avión que debía partir de Buenos Aires no ha podido salir por las condiciones meteorológicas.

El portal de internet de la aerolínea Lan no da cuenta de ninguna cancelación de vuelos desde Australia o Nueva Zelanda hacia Sudamérica hasta el día de ayer. Sin embargo, la información del aeropuerto de Sídney indica que el vuelo de hoy de Lan hacia Buenos Aires está cancelado.

La aerolínea Air New Zealand y otras empresas como Emirates, Virgin Blue, Singapore Airlines, Malaysia Airlines, Thai Airways, Cathay Pacific siguen operando con normalidad en Australia y Nueva Zelanda, según medios neozelandeses.

El complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, situado en el sur de Chile y a 9.000 kilómetros de Nueva Zelanda, entró en erupción el 4 de junio y creó una nube de ceniza que atravesó por Argentina, Brasil y el sur de Sudáfrica antes de llegar a Australia y Nueva Zelanda.