El puertorriqueño se distingue por su espíritu alegre y su hablar sin rodeos. Muchos dijeron que no se comen el cuento del "arroz con gandules" con el que el presidente Obama se quiso congraciar con los boricuas, en el marco de la primera visita oficial de un presidente de Estados Unidos a Puerto Rico en 50 años.

Ayer El Barrio era un hervidero en medio de un día relativamente fresco a esta altura del verano: La gente comentaba sobre la visita del presidente Barack Obama a Puerto Rico y no todos estaban contentos.

Si bien el estatus de Puerto Rico se encuentra en la cima del debate, los puertorriqueños de Nueva York se inclinan por comentar sobre el desempleo y la alta tasa de criminalidad en la Isla. La independencia, el anexionismo o continuar como Estado Libre Asociado, son temas que pasaron a segundo plano.

En efecto, mientras en mangas de camisa Obama en Puerto Rico destacó entre otras cosas que la voluntad de los puertorriqueños para servir a las fuerzas armadas es tan estadounidense como el 'arroz con gandules', en El Barrio, el enclave boricua en Nueva York, se formó un revolú entre quienes estaban felices por la visita y los que la criticaron.

"Puerto Rico padece hambre, no hay trabajo, hay mucha inseguridad, esa debe ser la agenda de Obama no sólo pensar en su reelección" así se expresó Ramón Palma en pleno Harlem Hispano como también se conoce a El Barrio.

Palma fue más allá y tildó a Obama de oportunista. "Puerto Rico sólo le interesa a Obama porque está en campaña. Somos tan poca cosa que sólo merecemos una visita de horas. Obama viene como un médico que visita a un enfermo terminal y se va sin darle una esperanza de vida".

Annabel Fernández es de Ponce y dice que se mudó a Nueva York hace 8 años porque en Puerto Rico no hay esperanza. "Allá se vive en la incertidumbre, el costo de vida es muy alto y no hay trabajo. Además uno no está seguro ni en su casa, el crimen no tiene freno". Fernández tiene la esperanza que el presidente Obama tome en serio la situación y mejore la economía de la Isla.

"Obama pasará a la historia, yo creo que él cumplirá su promesa con los puertorriqueños" dijo.
"Obama citó que los puertorriqueños somos buenos para la guerra, por qué entonces si somos valientes para buscar la libertad a otros pueblos, es tan difícil concedérsela a Puerto Rico o porqué somos un pueblo olvidado que vive en la miseria" así interpreta Pedro Méndez la visita de Obama.

Rafael Mercado sostiene que Obama le cumplirá a Puerto Rico. "Hay desempleo en todas partes, el problema no es sólo en Puerto Rico, tenemos que entender que el presidente recibió el país hecho un 'reguero' pero poco a poco ha ido echando pa'lante".

La principal motivación de la visita de Obama a Puerto Rico es con miras a la reelección del 2012 dijo el puertorriqueño Angelo Falcón, presidente del Instituto de Política Latina (NILP).

"Obama busca el apoyo de los votantes, eso es todo" dijo Falcón y se preguntó si Obama en lugar de ir a Puerto Rico debería haber ido a Florida directamente. Qué le puede ofrecer el presidente a los puertorriqueños, si no ha podido solucionar los problemas aquí, cómo va a solucionar los problemas de Puerto Rico".

A juicio de Falcón, la administración Obama hasta ahora no ha presentado una agenda clara para la Isla. "Honestamente no creo que a Obama le importe mucho Puerto Rico, concluyó.

Aunque los puertorriqueños en la Isla no votan en las presidenciales si lo puede hacen los que residen en el territorio continental de Estados Unidos. Obama tiene especial interés en captar el voto hispano en estados clave como Florida.

Según revelaciones del Censo 2010 los puertorriqueños en Estados Unidos suman 4,623.716 de los cuales unos 723,000 residen en el área metropolitana de Nueva York.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino