El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, agradeció hoy el respaldo otorgado a su reelección por Uruguay, uno de los primeros países en expresar su apoyo a la candidatura del diplomático coreano cuando se hizo pública a principios de mes.

Ban llegó al atardecer al Puerto de Montevideo en un buque procedente de Buenos Aires, la anterior escala de una gira por Suramérica que comenzó en Colombia y seguirá en Brasil, y se dirigió directamente a la Torre Ejecutiva, la sede presidencial, para reunirse con el gobernante José Mujica.

Tras conversar con el mandatario, Ban ofreció una rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Luis Almagro, en la que indicó que es "un honor" haber tenido un respaldo "tan firme" de las autoridades uruguayas a su reelección.

"Con el apoyo del Gobierno de Uruguay espero poder seguir contribuyendo a la paz, a la seguridad, al desarrollo y a la promoción de los derechos humanos en todo el mundo para que este mundo sea mucho mejor para todos", afirmó.

Por su parte, Almagro dijo que los integrantes del Ejecutivo uruguayo se sienten "muy satisfechos" al "apreciar cómo ha evolucionado favorablemente" la candidatura de Ban.

"En el momento que nosotros otorgamos nuestro apoyo estábamos solos, simplemente porque fuimos el primer país en dar nuestro apoyo", indicó sobre el pronunciamiento de su Gobierno, que se produjo el 6 de junio pasado, el mismo día en que Ban hizo pública su aspiración.

Tras la conferencia de prensa, el diplomático surcoreano asistió a una cena en su honor ofrecida por Mujica en la Residencia presidencial Suárez.

El miércoles, en el segundo y último día de su visita al país, Ban tiene previsto realizar una ofrenda floral en el Monumento a José Gervasio Artigas, el libertador uruguayo, y conversar con el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, y con las tropas uruguayas que participan en las operaciones de paz de las Naciones Unidas.

Posteriormente será recibido por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en el Centro Nacional de Rehabilitación de Punta Rieles, donde la ONU lleva a cabo un proyecto de cooperación en materia carcelaria.

A mediodía almorzará con Almagro y por la tarde acudirá a una sesión solemne en su honor en el Parlamento.

Antes de ese acto sostendrá una reunión en el mismo Palacio Legislativo con el presidente de la Asamblea General (la reunión de las cámaras de Diputados y Senadores) y vicepresidente del país, Danilo Astori.