El abridor Jered Weaver trabajó la ruta completa y permitió cinco imparables para conseguir su segunda blanqueada en la temporada al llevar a los Angelinos de Los Ángeles a una victoria por 4-0 sobre los Marineros de Seattle.

Weaver se hizo de su octavo triunfo en lo que va de campaña, y ayudó a los Angelinos a conseguir su victoria número 4.000 en la historia de la franquicia.

Weaver (8-4) permitió cinco imparables, dio una base y retiró a seis por la vía del ponche para acreditarse el triunfo de los Angelinos, que se hicieron de victorias consecutivas.

En el primer episodio el guardabosques Torii Hunter dio movilidad a la pizarra y encabezó un racimo de cuatro carreras pegando sencillo remolcador de la carrera del triunfo.

La derrota la cargó el abridor Doug Fister (3-8) en siete entradas, permitió siete imparables, cuatro carreras, dio una base y retiró a cinco por la vía del ponche.