Un desfile inspirado en la Costa Azul francesa, presentado por la firma Animale y rubricado por la diseñadora Priscila Darolt, abrió hoy la Sao Paulo Fashion Week, que presentará hasta el sábado las tendencias para el verano austral de 2012.

Como es tradición de la marca desde hace seis años, la modelo brasileña Raquel Zimmerman, que en varias temporadas estuvo entre las mejores del mundo, encabezó el desfile de apertura.

Darolt propone con su colección un verano delicado y femenino, inspirado en el sur de Francia y que combina pantalones de largura mediana con caída leve, adornados de bordados y con el estilo provincial de esa región europea.

La propuesta de Darolt para recibir el clima más caliente del año deja de lado las prendas "minis" y opta por un estilo sofisticado y sutil de bermudas y faldas hasta las rodillas, acompañadas por blusas con transparencias, escotes en "v" y espaldas descubiertas.

Los vestidos de lino y seda, con bordados, croché, detalles de madreperlas, canutillos y flores de metal, completan la colección.

El blanco, el gris, el lavanda y tonos azules desde el índigo hasta el turquesa, predominan en los tejidos y el cuero usados para la colección.

Los otros desfiles que completan el primer día de la Semana de la Moda de Sao Paulo serán los de las marcas Tufi Duek, Samuel Cirnansck y Reserva.

En paralelo a los desfiles, el pabellón de la Bienal de Ibirapuera alberga desde hoy una exposición gráfica del holandés Ruud Van Empel, en un trabajo que aplica las técnicas "extremas" del Photoshop, para crear un hiperrealismo.

Los también fotógrafos holandeses Inez Van Lamsweerde y Vinoodh Matadin, en tanto, presentan una exposición fotográfica dedicada al mundo de la moda, con 286 trabajos.

Según la empresa municipal de turismo de Sao Paulo (SPturis), la Semana de la Moda genera en la ciudad negocios por 1.300 millones de reales (unos 819 millones de dólares) y atrae más 100.000 asistentes al evento.