La defensa del supuesto narcotraficante guatemalteco Juan Alberto Ortiz logró hoy que se pospusiera la audiencia en la que un tribunal penal de Guatemala decidirá sobre el pedido de extradición que en su contra hizo una corte de Estados Unidos, informaron fuentes judiciales.

Una fuente del tribunal Quinto de Sentencia Penal dijo a periodistas que "no fue posible celebrar la audiencia fijada para hoy debido a los múltiples recursos presentados por la defensa", por lo que la diligencia será reprogramada para los próximos días.

Los abogados de Ortiz, alías "Chamalé" y "hermano Juan", presentaron más de cinco recursos judiciales para evitar la celebración de la audiencia, en los que alegaban desde "procedimientos defectuosos" hasta falta de imparcialidad de los jueces.

"Chamalé", quien fue capturado el pasado 30 de marzo en una zona residencial de la ciudad de Quetzaltenango, ubicada a 200 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, es considerado un "pez gordo" dentro de las estructuras de narcotraficantes locales.

La detención de Ortiz respondió a una orden internacional de captura con fines de extradición emitida por la Corte del Distrito del estado de La Florida (sur de EE.UU.) por conspirar para el tráfico internacional de drogas.

El supuesto capo, considerado el más importante líder de una organización local del narcotráfico que opera en las zonas del sur y suroeste de este país centroamericano, según las autoridades estaría vinculado con el grupo de "Los Sarceño", una estructura del narcotráfico mexicano asociada con el poderoso cartel del Golfo.

Ortiz, según el ministro del Interior, Carlos Menocal, es uno de los cuatro capos guatemaltecos capturados por las autoridades en lo que va de este año, junto a Waldemar Lorenzana, Mauro Salomón Ramírez y Byron Gilberto Linares Cordón.

La Fiscalía ha pedido al tribunal que conoce el caso autorizar la extradición de "Chamalé" a La Florida para que sea procesado en Estados Unidos.