Cuatro hombres y una mujer murieron por un derrumbe en una explotación ilegal de oro en el suroeste de Colombia, indicaron el martes las autoridades.

El derrumbe fue producto de movimientos de tierras hechos por una máquina retroexcavadora y se produjo el lunes por la tarde en una zona rural del municipio de López de Micay, en el departamento de Cauca, a unos 420 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Los cuerpos de los cuatro hombres y la mujer quedaron sepultados por el barro, dijo en diálogo telefónico Sigifredo Riascos, secretario de gobierno de la alcaldía de López de Micay, un pequeño poblado de 20.000 habitantes, algunos de los cuales explotan minerales como oro en las riberas del río Micay.

El coronel Carlos Rodríguez, comandante de la Policía en Cauca, dijo telefónicamente que los cinco cadáveres ya fueron recuperados y que se trataba de un yacimiento que se explotaba ilegalmente.