Los países de la UE discuten hoy si aceptan los 210 millones de euros de ayudas ofrecidas por la Comisión Europea para compensar a los productores de hortalizas por la crisis causada en el sector por la bacteria "E. coli".

La decisión podría tomarse en un comité de gestión, en el que están representados los Veintisiete a nivel de técnicos de sus respectivos ministerios de Agricultura, y que se reúne a partir de las 12.30 GMT.

La Comisión Europea confía en obtener la mayoría cualificada necesaria para aprobar su propuesta de ayudas, pese a que éstas siguen siendo consideradas insuficientes por los países más perjudicados, como España.

"Confiamos que será posible encontrar un acuerdo", señaló a Efe un portavoz de la Comisión Europea, quien explicó que aunque el objetivo de Bruselas es convencer al máximo de países posible, considerarán suficiente una mayoría cualificada.

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, subió su oferta de compensaciones la semana pasada desde los 150 millones de euros que había propuesto inicialmente hasta esos 210 millones, que cubrirán hasta el 50 por ciento de las pérdidas sufridas por el sector, pero varios países, entre ellos España, han solicitado que la cobertura suba hasta el 90 o el 100 %.

En la votación de hoy, los países que consideren insuficiente el paquete sólo podrán bloquear la propuesta si logran una mayoría cualificada, según informaron las fuentes, que recordaron que si la propuesta no sale adelante, será necesario iniciar un proceso más complejo que podría retrasar la entrega de las ayudas.

Bruselas calcula que, de lograr la aprobación mañana, la Comisión recibiría los cálculos de daños de los estados miembros el 22 de julio y estaría en condiciones de comenzar a otorgar las compensaciones antes de final de ese mes.