Alberto Contador, Ivan Basso, Bradley Wigging, Alexandre Vinokurov son algunos de los principales actores del próximo Tour que se encuentran en los Alpes estudiando las principales etapas de montaña y la cronometrada final de Grenoble, jornadas que serán decisivas para el podio final de París.

Contador confirmó su presencia en 'la grande boucle' tras participar en la marcha cicloturista que lleva su nombre y se marchó a la estación de esquí de Risoul con algunos compañeros de su equipo, el Saxo Bank. Mientras termina de recuperarse del esfuerzo invertido en el Giro de Italia, el corredor madrileño ascenderá esta semana las cimas de los Alpes que se va a encontrar en el Tour.

Aunque en la próxima edición habrá dos finales en alto en los Pirineos que influirán en la clasificación general, serán los Alpes el escenario decisivo, con las llegadas en Pinerolo (Italia), Alpe D'Huez y Galibier.

Contador tomará nota en puertos como el Agnello, Lautaret y Galibier y hará el recorrido de la contrarreloj de Grenoble que se disputará el penúltimo día, antes de llegar a París, y que será la misma que en la pasada Dauphiné.

La preparación alpina y los campeonatos de España que se disputarán en Castellón entre el 23 y 26 de junio serán los exámenes previos de Contador antes de afrontar su reto de ganar el cuarto Tour de Francia.

Contador no está solo en los Alpes, pues sus principales rivales, a excepción de Andy Schleck, que disputa la Vuelta a Suiza, también están analizando los escenarios de las batallas del próximo mes de julio.

El italiano Ivan Basso participó en la Dauphiné Liberé y luego se marchó a los Alpes junto a su compañero polaco Maciej Paterski y el director Stefano Zanatta. El doble vencedor del Giro recorrió los últimos 40 kilómetros de la decimonovena etapa, que incluye el Galibier y el ascenso final al Alpe D'Huez. El varesino también tiene previsto hacer 100 kilómetros de la etapa 17 entre Gap y Pinerolo, con los ascensos a Montgenevre, Sestriere y Pramartino.

Antes de concentrarse tres días en el Passo San Pellegrino, ya en Italia, Basso subirá algunos puertos más, como los que se encontrará en la etapa con final en el Galibier, como el Coll dell'Agnello y el Col d'Izoard.

Después de su victoria en la Dauphiné, el británico Bradley Wiggins pasará unos días en Sestriere, lugar donde ya estuvieron concentrados durante el Giro de Italia los hermanos Andy y Frank Schleck.

La montaña no es el punto fuerte de Wiggins, pero este año acudirá al Tour a mejorar la cuarta plaza de 2009. No será la primera concentración en altura del líder del Sky, pues ya estuvo anteriormente en el Teide.

El equipo Astana al completo también ha elegido los Alpes para afinar la forma de sus componente con vistas al Tour, con el kazajo Alexandre Vinokurov al frente tras su tercer puesto en la Dauphiné.

El lugar elegido por el Astana es Saintg Moritz, en Suiza, donde se han concentrado 10 corredores, por lo que uno de ellos se caerá de la lista definitiva para empezar el Tour el próximo 2 de julio en el Paso de Gois.

Junto al líder kazajo están seleccionados Rémy di Gregorio, Dmitriy Fofonov, Andriy Grivko, Maxim Iglinskiy, Fredrik Kessiakoff, Roman Kreuziger, Paolo Tiralongo, Tomas Vaitkus y Andre y Zeits.

Los favoritos del Tour 2011 no pierden el tiempo y saben que los Alpes decidirán el podio. Los ensayos, mejor in situ.