Dispuestos a recuperar la gloria del pasado, Peñarol de Uruguay y Santos de Brasil se medirán el miércoles en el primero de los dos partidos por la final de la Copa Libertadores, en la que hace medio siglo ambos equipos se repartieron sus cuatro primeras ediciones.

Peñarol y Santos reeditarán la final de 1962 que ganaron los brasileños, éxito que repitieron un año después con Pelé como bandera del triunfo. Los uruguayos fueron campeones en la inauguración del torneo en 1960 y luego en 1961.

Décadas después, los estilos de ambos equipos se mantienen inalterables: Peñarol confía en su infatigable tenacidad y Santos en la precisión de su toque y ahora en el talento de Neymar, como otrora lo hacía con Pelé.

Figura indiscutida del Santos, Neymar, de 19 años, es un peligro latente cada vez que toma la pelota.

Lleva convertidos cinco goles en la Libertadores y el 27 de marzo jugó para Brasil y metió los goles del 2-0 en un amistoso ante Escocia, además de darle servido el tanto a Fred en un posterior triunfo 1-0 ante Rumania en la despedida de Ronaldo.

"A Neymar hay que prestarle la atención que hay que dedicarle a un gran jugador y tratar de que no esté muy inspirado", dijo el técnico de Peñarol Diego Aguirre a radio Sport 890.

Neymar se entiende a la perfección con su compañero del medio campo Elano, por lo que ambos fueron convocados al plantel preliminar de Brasil para la Copa América en Argentina, al igual que Paulo Henrique Ganso, quien no estará ante Peñarol por una lesión sufrida en el campeonato paulista.

Además, Santos tendrá tres bajas en la defensa: su capitán Edu Bracena, suspendido por haber sido expulsado en la semifinal ante Cerro de Paraguay, y los laterales titulares Jonathan y Leo, ambos lesionados.

El técnico Muricy Ramalho no dio indicios sobre quienes serían sus reemplazantes, aunque al parecer Jonathan sería uno de ellos.

Peñarol no tiene ningún contratiempo y saldrá con todo su potencial, incluido su cuadrado del medio formado por Luis Aguiar, Nicolás Freitas, Mathías Corujo y Matías Mier.

"Este es un equipo puro corazón, fiel a su historia", dijo el "Mochi" Mier. "Y no aflojaremos ahora; ya estamos metidos de lleno en el partido con Santos".

Tanto Peñarol como Santos salieron segundos de sus respectivos grupos. Por lo tanto, será la primera vez desde 1999 cuando chocaron Deportivo Cali de Colombia y Palmeiras de Brasil, ambos escoltas de sus grupos, que se jugará una final entre equipos que no terminaron punteros de sus llaves.

Peñarol fue escolta de Liga de Quito de Ecuador en el Grupo 8 que además integraban los argentinos Independiente y Godoy Cruz.

En octavos de final, Peñarol eliminó al campeón de 2010, Internacional de Brasil; en cuartos a Universidad Católica de Chile y en semifinales a Vélez Sarsfield de Argentina.

Santos quedó detrás de Cerro Porteño de Paraguay en el Grupo 5 que completaron Colo Colo de Chile y Deportivo Táchira de Venezuela.

Luego, los brasileños fueron verdugos en octavos de final de América de Colombia, en cuartos del también colombiano Once Caldas y en semifinales se desquitaron de Cerro Porteño.

Peñarol tiene cinco títulos (1960/61/66, 1982/87), con lo cual es tercer club más laureado después de los argentinos Independiente (7) y Boca Juniors (6).

"Volver a jugar una final de Libertadores es increíble", dijo Aguirre, quien como jugador le regaló al equipo el último de sus cinco títulos en 1987, al marcar el gol del triunfo en tiempo suplementario del alargue ante América de Colombia.

Santos atrapó las coronas de 1962/63.

El partido estuvo a punto de suspenderse por cancelaciones de vuelos tras la erupción de un volcán en Chile y cuyas cenizas se esparcieron por varias ciudades de la región.

Santos recién llegó al filo del mediodía del martes y sus jugadores no hicieron declaraciones.

"Yendo a Uruguay, que Dios bendiga nuestro viaje", dijo Neymar en la red social Twitter.

El encuentro comenzará a las 21.50 (0050 GMT) en el estadio Centenario, que con la de ahora habrá albergado 20 finales de la Copa Libertadores, más que cualquier otro en el continente.

El desquite está previsto para el 22 de junio en Sao Paulo.

___

Probables alineaciones:

PEÑAROL: Sebastián Sosa, Alejandro González, Carlos Valdez, Guillermo Rodríguez, Darío Rodríguez, Matías Corujo, Nicolás Freitas, Luis Aguiar, Matías Mier, Alejandro Martinuccio y Juan Manuel Olivera.

SANTOS: Rafael, Pará, Jonathan, Leo, Durval, Adriano, Orouca, Danilo, Elano, Neymar y Ze Eduardo.

Arbitro: Carlos Amarilla (Paraguay).