La presidenta argentina, Cristina Fernández, reveló hoy que en 1984 perdió un embarazo de seis meses y que sólo logró volver a quedar embarazada una vez que abandonó su adicción al tabaco.

"Yo perdí un bebé en un avanzado estado de gravidez, a los seis meses. Perdí un varón en 1984", reveló la mandataria en un acto en la sede del Ejecutivo, al anunciar la promulgación de una ley antitabaco.

Fernández, que se casó en 1975 con el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido el año pasado, tuvo dos hijos con él, Máximo, nacido en 1977, y Florencia, nacida en 1990.

Luego de que en el acto el ministro de Salud argentino, Juan Manzur, relacionara al tabaquismo con los problemas de reproducción, Fernández contó que, tras la pérdida de ese embarazo, intentó durante cinco años quedar embarazada sin suerte.

"Dejé de fumar el 31 de diciembre de 1988 y en 1989, aproximadamente en noviembre, quedé embarazada de quien hoy es mi hija Florencia", contó la presidenta argentina, quien confesó que llegó a fumar hasta dos paquetes de cigarrillos por día.