Una conferencia organizada por la OTAN sobre los desafíos y amenazas para la seguridad global se inauguró hoy en Belgrado con la participación de altos cargos militares y otros representantes de 55 países.

En la inauguración de esta "Conferencia militar estratégica para los socios", el ministro serbio de Defensa, Dragan Sutanovac, afirmó que los desafíos, riesgos y amenazas para la seguridad tienen un carácter "transnacional", y "ningún país puede enfrentarse solo a ellos".

"La solución está en la cooperación de todos los factores que participan en el sector de la seguridad. La medida de la cooperación será la medida del éxito. La falta de cooperación llevará conscientemente al fracaso", dijo Sutanovac.

Para las autoridades de Belgrado la celebración de esta conferencia en Serbia es un reconocimiento para este país y su Ejército, que ha completado el proceso de su profesionalización, y una oportunidad para que se presente como un socio fiable y activo en la Asociación para la Paz, de la que es miembro desde 2006.

Entre la población serbia hay todavía muchas reticencias hacia la OTAN, debido sobre todo a los bombardeos, entre marzo y junio de 1999, por la política de represión del entonces líder serbio Slobodan Milosevic hacia los albano-kosovares.

Varios partidos políticos y organizaciones no gubernamentales que se oponen a la cooperación de Serbia con la OTAN organizaron en los días pasados protestas en Belgrado por la celebración de la conferencia militar en esta capital.