El ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, desestimó hoy los esfuerzos de paz europeos para devolver a israelíes y palestinos a la mesa de negociaciones al considerar que se trata de una iniciativa "ingenua".

En declaraciones a la radio militar de Israel, el titular de Exteriores dijo que la iniciativa de Francia de convertir la próxima reunión de donantes a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a fin de mes en una conferencia de paz es "un intento de distorsionar las correctas prioridades de la comunidad internacional".

E instó a los países europeos a prestar atención a los acontecimientos en Irán y Siria.

"Conocemos muchas iniciativas, y no sólo de hoy", agregó sobre la propuesta francesa y sobre la de Rusia para una conferencia de paz en Moscú.

"Cuando hablo con mis colegas -subrayó- lo que les digo es que están tratando de tomar el asunto palestino y alterar la agenda natural en Oriente Medio".

"No pueden comparar la situación en el mundo árabe con lo que está ocurriendo aquí, y no he ni mencionado la situación en Irán, Sudán o Pakistán", abundó.

Lieberman aseguró que "el intento de poner la cuestión palestina en lo alto de la agenda es ingenuidad".

Su rechazo al plan de Francia, que se inspira en un discurso el mes pasado del presidente de EEUU, Barack Obama, para crear un estado palestino en las fronteras de 1967 con pequeños cambios territoriales, puede suponer un revés diplomático en momentos en que el primer ministro, Benjamín Netanayhu, se abstiene de pronunciarse sobre la propuesta.

El primer ministro, que no ha rechazado oficialmente la iniciativa, centra sus últimos esfuerzos diplomáticos en convencer a los países occidentales de que no reconozcan al estado palestino de cara a la petición que la OLP tiene previsto presentar ante la ONU el próximo septiembre con el objeto de solicitar su admisión como miembro de pleno derecho.

Ayer, en una rueda de prensa en Roma con su colega Silvio Berlusconi, Netanyahu reafirmó su oposición a esa posibilidad aludiendo a que supondría un obstáculo al proceso de paz.

"Primero violaría los acuerdos entre los palestinos e Israel, pero también endurecería la posición palestina (de acudir a unas posibles negociaciones) sabiendo que la ONU adopta sus posiciones", dijo.

Entretanto, el enviado especial de EEUU para el proceso de paz en Oriente Medio, David Hale, tiene previsto llegar mañana, miércoles, a Israel en una visita en la que también se desplazará a los territorios palestinos mañana.

Según el secretario general de la OLP, Yaser Abed Rabbo, Hale explicará ampliamente durante sus contactos con ambas partes la visión de EEUU para lograr la reanudación del proceso de paz.

"No conocemos claramente la posición de EEUU y no sabemos tampoco las bases sobre las que se puede sostener el proceso de paz", refirió Abed Rabbo a la emisora "Voz de Palestina".