Canadá dijo hoy que reconocerá a los rebeldes libios agrupados en el Consejo Nacional de Transición (CNT) como el legítimo Gobierno de Libia y que proporcionará ayuda a las autoridades de Bengasi.

El reconocimiento de Ottawa de las fuerzas opuestas al régimen de Muamar el Gadafi se produce al mismo tiempo que el Parlamento canadiense debate la extensión de la misión militar en el país.

"Nuestro Gobierno tratará con las instituciones y representantes del CNT. Me reuniré con mis homólogos en el CNT, el vicepresidente y su embajador en las Naciones Unidas" afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, en una declaración leída ante el Parlamento canadiense.

"Identificaremos a los miembros del Consejo Nacional responsables de asuntos domésticos y propondremos reuniones con sus homólogos canadienses", añadió Baird.

El ministro canadiense también dijo que su país proporcionará dos millones de dólares de ayuda humanitaria y que una parte irá destinada a las víctimas de violaciones sistemáticas cometidas por las tropas fieles a Gadafi.

Canadá se suma así a la creciente lista de países que ha decidido terminar sus lazos con las autoridades de Trípoli.

El 8 de junio España dijo que reconocía a CNT como el Gobierno legítimo de Libia y un día después, Estados Unidos hizo lo mismo y dijo que le entregaría los fondos congelados al régimen de Gadafi.

El 11 de junio, España también suprimió el puesto de embajador en Trípoli, para aumentar el respaldo a la autoridad de CNT. España, como otros países europeos, cuenta en Bengasi, la capital rebelde, con un "embajador" permanente.

Ottawa también defendió hoy la necesidad de extender la misión militar canadiense en Libia. Las autoridades canadienses dijeron que la retirada de las tropas canadienses "enviaría el mensaje equivocado" y tendría "graves consecuencias para los ciudadanos de Libia".

Canadá cuenta con unos 650 soldados, 11 aviones y un buque de guerra, que participan en las operaciones conducidas por la OTAN para mantener la zona de exclusión aérea sobre el país norteafricano y el embargo de armas.