Los dueños y los jugadores de la NFL lograron avances el martes en una reunión en un lugar secreto de Maryland, dijeron personas informadas del encuentro, aunque advirtieron que no sería inminente el fin del cierre patronal que amenaza con cancelar la próxima temporada.

Pese a la advertencia, una solución parecería más cercana que en cualquier otro momento en los últimos tres meses.

Los progresos recientes en las conversaciones entre los propietarios de equipos y el sindicato de jugadores han generado un renovado optimismo y los dueños habrían recibido una notificación de que estén listos para extender su reunión de la próxima semana en Chicago. Originalmente, se esperaba que ese encuentro durara un solo día.

Ambas partes avanzaron en las negociaciones realizadas el martes, las cuales continuarán al menos otro día y posiblemente hasta el final de la semana.

Una persona enterada de las conversaciones dijo a The Associated Press que los dueños y los jugadores se "dirigen en el sentido correcto" y que los abogados "han vuelto a la sala de juntas", después de ser excluidos de las sesiones en las últimas dos semanas.

Esta persona habló a condición de permanecer anónima, porque los detalles del encuentro no se han hecho públicos.

Otras dos personas cercanas a las conversaciones dicen que el marco para un nuevo contrato colectivo podría estar definido antes del próximo martes, cuando se reúnan los dueños.

Otros encuentros "secretos" se han realizado antes en Chicago y Nueva York. Las sesiones han sido cruciales en negociaciones pasadas de la NFL, desde la década de 1980. Y la presencia de los abogados en las conversaciones del martes indicaría que las partes pueden estar definiendo los detalles de un potencial acuerdo.

Sin embargo, resultaría prematuro pronosticar que el paro está por concluir, dijeron las distintas personas a la AP. Aún así, el ambiente de las negociaciones ha sido más positivo que antes, lo que ha generado "una percepción de avance", señalaron.

Ese avance hacia un contrato convendría a los intereses de las dos partes, después que un juez federal de apelaciones advirtió a dueños y jugadores por igual que quizás no les agraden las próximas decisiones del tribunal en el conflicto judicial originado por el paro. De hecho, la corte podría retrasar cualquier fallo si un nuevo contrato colectivo parece cercano.

En las reuniones estuvieron presentes el comisionado de la NFL, Roger Goodell; el director del sindicato, DeMaurice Smith; varios dueños, como John Mara de los Giants y Jerry Jones de los Cowboys; y un gran grupo de jugadores, incluidos el presidente del sindicato Kevin Mawae, Jeff Saturday, Mike Vrabel, Tony Richardson y Domonique Foxworth.

___

Los periodistas de The Associated Press Richard Rosenblatt en Nueva York y John Wawrow en Buffalo contribuyeron con este despacho.