Gobiernos y organizaciones civiles se comprometieron el lunes a donar más de 4.000 millones de dólares a un fondo mundial de vacunas creado para proteger a millones de niños contra enfermedades como el sarampión, la neumonía y la fiebre amarilla.

Durante una conferencia efectuada en Londres, el primer ministro británico, David Cameron, anunció que su país proporcionará 814 millones de libras (1.300 millones de dólares) de fondos nuevos hasta 2015.

Australia anunció el domingo que proveería 211 millones de dólares a la GAVI (siglas en inglés de Alianza Mundial para las Vacunas y la Inmunización), mientras que la Fundación Bill & Melinda Gates declaró que donará más de 1.000 millones a la causa.

GAVI es una alianza de organizaciones como la Fundación Gates, la Organización Mundial de la Salud, la UNICEF y los principales fabricantes de vacunas, entre otras.

El grupo, que compra inyecciones para los países más pobres del mundo, estima que alrededor de dos millones de niños mueren cada año por enfermedades que podrían haberse evitado con vacunación.

"Hoy es un momento importante para nuestro compromiso colectivo de proteger a los niños de las enfermedades en los países en desarrollo", dijo en un comunicado la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf.

Daniel Berman, un experto en vacunas de Médicos Sin Fronteras, se congratuló que se haya comprometido tanto dinero y que eso signifique salvar muchas vidas. Sin embargo, Berman se preguntó si los millones de dólares de los contribuyentes se gastarán adecuadamente.

Los ejecutivos de las principales compañías de vacunas también tienen representación en los consejos de asesoramiento de GAVI e influyen en sus políticas de compra. Las farmacéuticas GlaxoSmithKline y Pfizer Inc. reciben cada una un subsidio de 225 millones de dólares para producir vacunas contra la neumonía que luego son compradas por GAVI por cerca de 3,50 dólares cada dosis.

Con las subvenciones supuestamente se busca convencer a los fabricantes de vacunas para que produzcan las inoculaciones pese a que normalmente no son redituables. No obstante, Pfizer informó que tuvo ventas de vacunas por casi 3.000 millones de dólares en 2008.

"¿Por qué estamos llenando los bolsillos de las grandes farmacéuticas como ésta?", preguntó Berman. "Eso nos dice a gritos que hay un conflicto de interés y que se trata de un plan corporativo de beneficencia social", agregó.

___

En internet:

www.gavialliance.org