Llámesele el abuelo de WikiLeaks. Hace cuatro décadas, un analista joven de defensa filtró un estudio secreto que contenía revelaciones perjudiciales sobre la actuación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.

El lunes, ese texto, llamado Documentos del Pentágono, por fin salió completo a la luz. El estudio constituye un punto de referencia para los denunciantes en cualquier parte y exactamente el tipo de filtración que provocaría un arranque a cualquier mandatario, aun hoy.

Los documentos muestran que, al parecer, casi desde las primeras frases, los autores estaban conscientes de que estaban creando un avispero.

En un memorando confidencial con fecha 15 de enero de 1969 y con el que se presenta el informe al jefe de defensa, el presidente de la fuerza de tarea que preparó el estudio menciona indirectamente la naturaleza dañosa del contenido.

"Es un ejercicio traicionero escribir historia, en especial cuando se entrelaza con el acontecer actual y en particular cuando un suceso actual es Vietnam", escribió Leslie H. Gelb.

A solicitud del secretario de Defensa, Robert S. McNamara, de que se efectuara un estudio "enciclopédico y objetivo" de la participación de Estados Unidos en Vietnam desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1967, el equipo de unos 36 analistas estudiaron detenidamente, con "diligencia de hormiga", una colección valiosa de documentos del Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado.

El trabajo de estos analistas expuso un patrón de engaño por parte de los gobiernos de Lyndon Johnson, John Kennedy y anteriores debido a que escalaban la intensidad del conflicto mientras garantizaban a la ciudadanía que — como dijo Johnson — Estados Unidos no buscaba ampliar la guerra.

Los Archivos Nacionales difundieron el lunes de manera completa el estudio Documentos del Pentágono y lo pusieron disponible en internet, muchos años después de que la mayoría de los secretos fueron revelados.

La difusión del documento tuvo lugar 40 años después del día en el que The New York Times publicó el 13 de junio de 1971 la primera de su serie de artículos sobre las conclusiones, en un hecho ante el cual el presidente Richard Nixon intentó suprimir que salieran a la luz asuntos confidenciales y aplastar a cualquiera en el gobierno que osara filtrarlos.

Preparado casi al final del gobierno de Johnson por el Departamento de Defensa y analistas privados, el informe fue filtrado principalmente por uno de esos expertos, Daniel Ellsberg, en un abierto desafío que persiste como uno de los episodios más dramáticos de las filtraciones en la historia de Estados Unidos.