El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazó hoy una posible resolución de la ONU para constituir un Estado palestino e indicó como forma de solución al conflicto el reconocimiento del Estado judío de Israel por parte del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

"Hasta ahora no hemos tenido la paz porque los palestinos se niegan a aceptar la idea misma de tener a su lado a Israel", indicó Netanyahu durante una rueda de prensa en Roma al término de la cumbre ítalo-israelí, retransmitida en directo por televisión.

"Yo estaba dispuesto a dirigirme a la Knesset (Parlamento israelí) y decir: 'aceptaré el Estado palestino'. Pedí a Abu Mazen (Mahmud Abás) que dijera lo mismo. Si dijera estas seis palabras, 'acepto el Estado judío de Israel', cambiaremos el mundo", agregó.

El primer ministro israelí negó además que en la raíz del conflicto en Oriente Medio estén los asentamientos judíos en los territorios palestinos y rechazó la posibilidad de que llegue de fuera la solución a la actual situación de estancamiento.

"La paz puede ser solo el resultado de una negociación, no puede ser impuesta por el exterior, ni por una resolución de la ONU", dijo Netanyahu.

Una resolución de Naciones Unidas en septiembre que pudiera reconocer el nacimiento de un Estado palestino, agregó, "podría solo hacer retroceder la paz y alejar la perspectiva de las negociaciones".

En esta misma línea se pronunció el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien compareció junto a Netanyahu en la rueda de prensa instantes después de que ambos Ejecutivos firmaran ocho acuerdos de colaboración.

"No creemos que en Oriente Medio la paz pueda llegar por una solución unilateral, ni por parte palestina ni por parte israelí. La paz es posible solo con las negociaciones", dijo Berlusconi.

"Hemos estado y estaremos siempre a vuestro lado, porque Israel es la única verdadera democracia de toda la región: en los otros países todo el pueblo árabe vive una situación de no democracia, mientras Israel es el único país en el que los árabes tienen los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, lo que tendría que ser un ejemplo para los países árabes", añadió.

El primer ministro italiano dijo además que Italia "siempre ha defendido la causa de Israel en todas las sedes internacionales, en particular" en la Unión Europea (UE).

Netanyahu afirmó asimismo que la "búsqueda constante de producir armas nucleares" por parte de Irán son una "amenaza" para la paz no solo de Israel, sino de Oriente Medio y del mundo.

"Si Irán desarrolla el arma nuclear, la primavera árabe podría convertirse en un nuevo invierno iraní", dijo el mandatario israelí, quien indicó que el hecho de que la comunidad internacional se pudiera plantear la "opción militar" para frenar ese programa atómico "serviría para preocupar a Irán".