Los gobiernos de los 31 estados y la capital de México lanzaron el lunes un operativo nacional simultáneo contra el crimen, en un intento de mostrar la coordinación que pueden tener las autoridades para enfrentar a la delincuencia.

La operación fue organizada por la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) de México y está dirigida a combatir algunos delitos considerados de alto impacto social como el secuestro, el robo de vehículos y el asalto a pasajeros.

El llamado "Operativo CONAGO 1" se realiza en momentos que varias zonas de México se han visto afectadas por la violencia de carteles de las drogas, que en los últimos años han ampliado sus actividades ilícitas a crímenes como secuestro y extorsiones.

La operación durará hasta el 20 de junio y posteriormente se darán a conocer los resultados obtenidos.

"Hay bandas criminales que tienen gran movilidad en el territorio nacional, estamos buscando los mismos objetivos: atacar delitos de alto impacto en la población, y el mensaje hacia la población es que estamos unidos, estamos trabajando de manera coordinada para hacerle frente a la delincuencia", dijo el gobernador del estado norteño de Nuevo León, Rodrigo Medina.

Nuevo León ha sido uno de los estados más afectados en los últimos años por ataques y enfrentamientos de grupos del narcotráfico, que las autoridades han atribuido a un rompimiento de los carteles del Golfo y Los Zetas.

"Es la primera vez que se hace, esto es una muestra de que independientemente de cualquier otra consideración, origen político de los gobiernos y sus aspiraciones estamos trabajando juntos", dijo Marcelo Ebrard, alcalde de la ciudad de México.

El gobierno de la ciudad de México, que actualmente encabeza la CONAGO, informó en un comunicado que en el operativo participarán 310.000 efectivos policiales de todos los estados y la capital.

Estadísticas del gobierno federal señalan que el total de policías en México asciende a cerca de 431.000 efectivos, incluidos poco más de 48.000 agentes federales.