El delantero del Barcelona Lionel Messi fue ovacionado por unos 30.000 aficionados que asistieron al estadio del Newell's Old Boys de Rosario, en el que participó en un partido a beneficio de dos entidades privadas de asistencia social.

Messi marcó dos goles, el primero de penalti, en el encuentro entre equipos de hogares benéfico cuyos padrinos son los futbolistas Javier Zanetti y Maxi Rodríguez.

Su segundo tanto desató el delirio del público, ya que lo marcó con una vaselina ante el guardameta Sebastián Peratta, titular del Newell's Old Boys.

El futbolista que llegó la semana pasada a Argentina para entrenarse con la selección que participará en la Copa América desde el 1 de julio, jugó un tiempo para cada equipo.

Para el equipo de la Fundación Pupi, de Zanetti, jugaron, entre otros, Sergio Goycochea, Javier Zanetti, Martín Demichelis, Jonás Gutiérrez, Ezequiel Lavezzi, Lio Messi y Santiago Solari, mientras que para el rival lo hicieron Sebastián Peratta, Leonel Scaloni, Leonardo Ponzio, Emiliano Insúa, Ever Banega y Maxi Rodríguez.

La selección argentina volverá a entrenarse este lunes en el campo deportivo que la federación argentina (AFA) posee en las cercanías del aeropuerto de Buenos Airees, en la localidad de Ezeiza.