Peñarol y Santos del Brasil, dos clubes históricos del fútbol sudamericano, volverán a verse las caras en una final de la Copa Libertadores, casi medio siglo después que el equipo de Pelé dejó a los aurinegros locales sin su tercer título consecutivo.

Aquellos duelos han quedado grabados como batallas de fútbol, tensión y pierna fuerte. También rondará la figura del ecuatoriano Alberto Spencer, que con 45 goles es el mayor anotador de la historia de la Libertadores.

Con protagonistas ávidos de nuevas glorias, Neymar (Santos) y Alejandro Martinuccio (Peñarol), el encuentro del miércoles en el mítico estadio Centenario, se presenta con aquellos recuerdos al cual las generaciones actuales sólo conocen por los álbumes del recuerdo.

El Centenario volverá a ser un caldero hirviente, con más de 50.000 personas que agotaron las entradas rápidamente. La revancha se jugará en el estadio Pacaembú de Santos el miércoles 25.

Peñarol tiene a sus pies la posibilidad de volver a coronarse tras su quinto y último título, en 1987.

A partir de allí, el club uruguayo fue de fracaso en fracaso. Pero en esta edición, con un sentido de juego colectivo y muchas ansias, dejó en el camino a toda clase de rivales, entre ellos el campeón vigente Internacional de Porto Alegre.

Santos sólo ha ganado dos veces la Libertadores — en la época de Pelé — y ahora busca volver a la levantar la copa y precisamente ante uno de sus rivales más fuertes en la década de los 60.

Pero un problema extrafutbolistico ha ensombrecido el horizonte.

Una nube de ceniza volcánica procedente de Chile ha originado serios problemas en el tráfico aéreo del Cono sur.

Se conjetura que la Conmebol podría postergar el partido. Todo queda en la dirección de los vientos, si alejan la nube de cenizas o como ha ocurrido desde la semana pasada, se asienta en la zona y perturba todos los planes.

Francisco Figueredo, el secretario ejecutivo de la Conmebol, informó que en la mañana del martes se tomará una decisión sobre el primer partido: o se juega en Montevideo o se pospone para el viernes 17.

Peñarol se coronó campeón en 1960 venciendo en la primera final a Olimpia del Paraguay. También se consagró en la segunda edición al derrotar en la final a Palmeiras del Brasil.

En las siguientes dos copas, el Santos y su ballet de fútbol subieron al podio. En la primera final le ganaron a Peñarol y en la segunda a Boca Juniors de Argentina.

Independiente de Argentina con siete lauros es el máximo ganador de este torneo.

___

El corresponsal de la AP en Asunción Pedro Servín contribuyó a este informe.