Un grupo de activistas en favor de la democracia en Jordania se enfrentó hoy a la Policía coincidiendo con una visita del rey Abdalá II a la ciudad de Tafileh, 180 kilómetros al sur de Ammán, informaron a Efe testigos de los sucesos.

Algunos de los manifestantes lanzaron piedras contra los policías y otros prendieron fuego en los bosques de los alrededores de esa población, indicaron los testigos.

Portavoces del grupo opositor Movilización Popular dijeron en un comunicado que se vieron obligados a recurrir a la violencia porque las autoridades les impidieron reunirse con el monarca para hacerle llegar las demandas de reformas políticas y económicas de los activistas de la región.

La formación expresó su determinación para seguir con las protestas en contra de "los corruptos y la corrupción" y a favor de reformas políticas que incluyan la creación de un nuevo gobierno.

Por su lado, el ministro jordano de Estado para los Medios de Comunicación, Taher Aduan, explicó en declaraciones a la agencia oficial de noticias Petra que "hubo roces entre algunos ciudadanos y la Policía durante el barullo de gente (que quería) darle la mano al rey".

Aduan afirmó que "la visita fue un gran éxito" y negó que la caravana motorizada en la que viajaba Abdalá II fuera apedreada durante su visita a Tafileh, tal y como publicaron algunos medios de comunicación locales.