Los dirigentes del club Santos brasileño esperan una definición de la Confederación Suramericana de Fútbol sobre el posible aplazamiento del partido de ida de la final de la Copa Libertadores ante la eventualidad de que el equipo no pueda viajar por la nube de cenizas volcánicas que cubre Montevideo.

"Estamos en contacto con la Conmebol (Confederación Suramericana de Fútbol) y esperando una definición este mismo lunes", afirmó el director de fútbol del Santos, Pedro Luiz Nunes Conceiçao, en declaraciones a portales web brasileños.

El Santos, que se medirá en el partido de ida de la final de la Libertadores al Peñarol uruguayo el próximo miércoles en el estadio Centenario de Montevideo, tiene programado vuelo hacia la capital de Uruguay en la mañana del martes.

Sin embargo, los vuelos entre Brasil y Uruguay y Argentina fueron suspendidos hoy debido a que la nube de cenizas del complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle está cubriendo tanto Montevideo como Buenos Aires, y las aerolíneas alegan que no tienen condiciones de garantizar que podrán normalizar sus operaciones el martes.

"El riesgo de aplazamiento existe, pero no puedo decir en qué grado", afirmó Nunes Conceiçao.

"La Conmebol sabe de las dificultades. No somos los únicos que tenemos que viajar. También tienen que hacerlo los árbitros (paraguayos) y los delegados del partido", dijo por su parte el gerente de fútbol del Santos, Nei Pandofo.

En caso de que la Confederación mantenga el partido y el vuelo del Santos a Montevideo sea cancelado, el equipo piensa en la posibilidad de trasladarse hasta la sureña ciudad brasileña de Porto Alegre en avión y continuar el viaje a Montevideo por tierra en autobús.

El entrenador del club brasileño, Muricy Ramalho, advirtió que tal posibilidad perjudicaría al Santos en la final, ya que sus jugadores llegarían cansados a Montevideo y sin tiempo para entrenar.

El posible aplazamiento del partido, sin embargo, puede terminar afectando a los dos clubes debido a que el inicio de la Copa América está previsto para el 1 de julio y tanto el Santos como el Peñarol perderán algunos días antes a sus jugadores convocados.

Como el otro partido de la final está previsto para el 22 de junio, habría que remarcarlo para la última semana de junio.

En ese caso y ante la concentración de los jugadores con sus selecciones para la Copa América, el Santos, por lo menos, no podrá contar con los centrocampistas Paulo Henrique Ganso y Elano, ni con su delantero Neymar, las tras mayores estrellas del conjunto.