Colombia adoptó un segundo paquete de medidas para aumentar la protección a los derechos laborales antes del 15 de julio tal como acordó el presidente Juan Manuel Santos con su homólogo Barack Obama, anunció el lunes el representante comercial estadounidense (USTR por sus siglas en inglés).

El comisionado comercial Ron Kirk dijo en un comunicado de prensa estar "complacido de que Colombia cumpla sus compromisos" y agregó estar deseoso de ver al "Congreso (estadounidense) avanzando lo antes posible respecto al tratado de libre comercio con Colombia, junto al de Panamá y Corea del Sur y la renovación" de una ley que beneficia a estadounidenses desempleados por el comercio internacional, conocida como TAA.

Santos dijo en su twitter que "Colombia cumplió y hasta por anticipado. Esperamos que Gobierno y Congreso de EU también cumplan con aprobación del TLC".

La Casa Blanca ha dicho que enviará al congreso los tres tratados comerciales cuando exista un acuerdo bipartidista para aprobar la ley TAA, que brinda ayuda financiera y entrenamiento a trabajadores estadounidenses desde 1962 pero que expiró en febrero y los republicanos se oponen a renovar.

Cuando la TAA expiró, la bancada republicana alegó que revalidarla costaría 220 millones de dólares y que los beneficios que ofrece son muy superiores a otros programas similares.

Algunos republicanos han dicho en semanas recientes que el nivel de gasto público registrado en 2009 no es sostenible en este momento, cuando la Casa Blanca busca convencer a los republicanos de incrementar el límite actual a la deuda pública estadounidense, actualmente de 14.300 billones de dólares, para evitar un default sin precedentes de Estados Unidos el 2 de agosto.

El default implica un incumplimiento de obligaciones contraídas con sus acreedores, como le pasó a Argentina en el 2001.

Legisladores republicanos han amenazado con bloquear cualquier aspecto de la política comercial estadounidense, incluyendo la designación del nuevo secretario de comercio, si la Casa Blanca no envía al Congreso antes del 1 de julio los acuerdos comerciales con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

El embajador colombiano Gabriel Silva dijo el lunes al pronunciar un discurso en un centro privado de política exterior que Bogotá confía en que el Congreso estadounidense apruebe el tratado comercial antes del receso veraniego porque el compromiso alcanzado al respecto por el presidente Barack Obama es "significativo y real".

Durante una visita a Obama en abril, Santos se comprometió a adoptar un paquete de medidas que aumente la protección de los derechos laborales y combata la impunidad de los crímenes perpetrados contra sindicalistas.

La secretaria de Estado Hillary Clinton se mostró el mes pasado "completamente segura" sobre la ratificación del tratado con Colombia, estancado desde el 2006 debido principalmente a objeciones de legisladores vinculados al sector sindical ante la tasa anual de sindicalistas colombianos asesinados.

TAA, que ha brindado ayuda financiera y entrenamiento a los trabajadores estadounidenses desde 1962, ha servido en otras ocasiones como ficha para las negociaciones partidistas. La aprobación que la cámara baja dio en 2007 al tratado de libre comercio con Perú estuvo vinculado estrechamente a la extensión de TAA.

__

Vivian Sequera en Bogotá colaboró con este despacho

__

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo