Las autoridades sanitarias colombianas descartaron el lunes la presencia de una mortal cepa de la bacteria E. coli en un paciente hospitalizado desde hace casi un mes en el noroeste del país.

Como el paciente no ha estado en Alemania, donde se presentó el mortal brote, ni ha tenido contacto con nacionales germanos o consumido productos de ese país, "el antecedente epidemiológico se descarta...estamos hablando de cepas totalmente diferentes", dijo en diálogo telefónico Juan Gonzalo López, director del Instituto Nacional de Salud.

"La E. coli es una bacteria que está presente en todos los animales y en el hombre, en muchos casos es normal y algunas cepas son agresivas...y ésta, que está en Alemania, no corresponde a ésta" que se detectó en un paciente en Colombia, agregó.

"Este caso no corresponde para nada con el caso de Alemania", agregó.

José Luis Rodríguez Hernández, de 43 años, está hospitalizado padeciendo diarrea desde el 23 de mayo en una clínica de la ciudad de Montería, en el departamento de Córdoba, a unos 500 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Temprano, la esposa del paciente Ana Cecilia Moreno dijo en diálogo telefónico que la sospecha de un posible contagio surgió porque una primer prueba indicó que su marido tiene esa bacteria Escherichia coli (E. coli), de la cual existen varias cepas, una de ellas la que recientemente brotó en Europa y ha dejado 30 muertos en Alemania y uno en Suecia.

La mujer dijo que su esposo sólo ha viajado dentro de Colombia y que el resultado que esperan es determinar cuál es la cepa que aqueja a su marido.

Matilde Ricardo, secretaria de Salud de Montería, indicó en entrevista telefónica que Rodríguez Hernández es un contratista de la Secretaría de Salud de Montería y labora en la vigilancia y control a los establecimientos públicos que venden licores, medicamentos, entre otros productos.

El Ministerio de Protección Social o Salud de Colombia ha dicho que no ha detectado ningún caso hasta ahora de la mortal cepa y el 8 de junio emitió una directriz nacional para reportar de inmediato cualquier caso de diarreas que presenten sangre en pacientes con antecedentes o contacto con personas que hayan viajado a los países afectados durante el último mes.