El gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, se quejó hoy de que Europa esté "sobrerrepresentada" en el FMI, y reconoció que su rival para dirigir el organismo, la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, tiene "altas posibilidades" de lograr el puesto.

Carstens, quien se encuentra hoy en Washington para promocionar su candidatura a la dirección del Fondo Monetario Internacional, hizo un llamamiento para una reforma más profunda del sistema de representatividad en el organismo.

"Los países emergentes debemos demostrar de qué somos capaces. Yo estoy aquí para ofrecer esta alternativa", dijo el mexicano en una conferencia.