La presidenta brasileña Dilma Rousseff instaló el lunes a la ex senadora Ideli Salvatti como ministra de Relaciones Institucionales y al ex diputado Luiz Sergio Oliveira como ministro de Pesca, en la segunda reforma de su gabinete dirigido a mejorar las relaciones políticas con el Congreso.

El cambio ministerial resultó ser un canje de cargos, puesto que cada uno de los ministros ocupó hasta el viernes el puesto del otro.

"Vamos a arremangarnos y trabajar por lo que Brasil demanda", manifestó la presidenta en la ceremonia de toma de posesión de los nuevos ministros, el segundo cambio de gabinete luego de que la semana pasada designó a la ex senadora Gleisi Hoffman como ministra jefa del gabinete.

Hoffman llegó al cargo tras la salida de Antonio Palocci, quien fuera hombre fuerte y mano derecha de Rousseff en el gobierno pero que renunció en medio de un escándalo desatado por revelaciones de la prensa de que su fortuna personal aumentó 20 veces entre 2006 y 2010, cuando se desempeñaba como diputado.

Las modificaciones en el gabinete de Rousseff, quien llegó al poder el 1 de enero, se producen en momentos de reclamos de legisladores aliados y opositores de una falta de diálogo con el más alto escalón del gobierno.

Salvatti aseguró al asumir el cargo responsable de la articulación política, que buscará mantener un diálogo fluido con todas las instancias del gobierno.

"Mi misión es garantizar un buen diálogo entre el parlamento y el gobierno", manifestó Salvatti. "La Secretaría de Relaciones Institucionales es un puente entre lo que el gobierno propone y lo que el legislativo desea".