Al menos diez rebeldes han muerto en las últimas horas en combates en el enclave petrolero de Brega, en el este de Libia, y en Misrata, la tercera ciudad del país, en el oeste, informó hoy la cadena de televisión catarí Al Yazira, que cita fuentes médicas.

Al tiempo que se intensificaban los combates, la televisión estatal libia emitió anoche unas imágenes del líder del país, Muamar al Gadafi, jugando con el presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), el ruso Kirsan Iliumjinov.

En las imágenes se podía observar a un sonriente Iliumjinov estrechando la mano del coronel mientras juegan una partida de ajedrez en una lujosa estancia que parece disponer de ventanas al exterior.

Según la cadena, Gadafi reiteró a Iliumjinov durante la partida que no tenía intención de abandonar el poder ni el país.

Sobre el terreno, Al Yazira informó de que cuatro combatientes insurgentes murieron y otros 65 resultaron heridos en las últimas horas tras un ataque de los rebeldes contra las fuerzas gadafistas en la carretera entre Ajdabiya y Brega, donde se encuentra estancada desde hace meses la línea del frente oriental.

Los sublevados lanzaron hoy varios ataques contra posiciones gadafistas a lo largo de la carretera de cerca de 60 kilómetros que une ambas localidades del este del país, lo que provocó la respuesta de las fuerzas del régimen.

Asimismo, las tropas de Gadafi continuaron hoy sus bombardeos con artillería pesada y misiles rusos Grad de largo alcance contra Misrata, la ciudad del oeste del país en manos de los rebeldes asediada desde el inicio del conflicto.

En los ataques murieron al menos seis personas, según la cadena catarí.

Los gadafistas retomaron el pasado miércoles sus bombardeos a distancia sobre la ciudad, de donde habían sido expulsados por los rebeldes a mediados de mayo.

Desde que se reanudaron los ataques hace cinco días han muerto en Misrata más de 50 personas y cerca de 200 han resultado heridas, indicaron las cadenas árabes.

Los intensos combates continuaron hoy en las localidades de Zliten y Zauiya, en el oeste del país, según Al Yazira

En Zauiya, a sólo 50 kilómetros de Trípoli los rebeldes anunciaron el domingo haber matado a un centenar de gadafistas y afirmaron que se habían hecho con el control de la ciudad, lo que negaron los portavoces del régimen.

El portavoz del Gobierno libio, Musa Ibrahim, rechazó hoy en la televisión estatal cualquier diálogo en relación con una salida del poder del líder libio y calificó toda propuesta en este sentido de "inmoral e ilegal".

Respecto a la multiplicación en los últimos días de los focos de combate en el país, el portavoz afirmó que las fuerzas del régimen controlan la zona desde Ajdabiya hasta la frontera tunecina, aunque reconoció que existen "bolsas de resistencia" en Zauiya.