El entrenador Alex Darío Aguinaga llegó hoy a Ecuador desde México para definir su futuro con el Barcelona guayaquileño, en una reunión que sostendrá esta noche con el nuevo presidente del equipo, Antonio Noboa.

"Si no se da el tenor de la plática para cerrar el contrato, agarro mis dos maletas y me regreso. Vengo a dialogar y preparado para quedarme, pero si no se dan las cosas... bien, me regresaré", precisó Aguinaga a su llegada hoy a Guayaquil.

El excapitán de la selección de Ecuador dirigió al Barcelona entre abril y mayo pasados, por pedido de Alfonso Harb, expresidente interino del equipo, pero retornó a México, donde reside, el pasado 1 de junio a la espera de las elecciones presidenciales del equipo.

Los socios barcelonistas designaron ayer, domingo, como presidente del plantel a Noboa, quien inmediatamente telefoneó a Aguinaga.

Según el propio Aguinaga, las conversaciones están adelantadas para continuar en el Barcelona, aunque reconoció que no se ha tratado todavía la parte económica para firmar o no el nuevo contrato.

Mientras tanto, el exguardameta del Barcelona y actual director técnico, Walter Guerrero, continuará de forma interina al frente de los entrenamientos de la plantilla.