El primera base Aubrey Huff pegó tres imparables, remolcó dos carreras y llevó a los Gigantes de San Francisco a conseguir un triunfo por 4-2 sobre los Rojos de Cincinnati.

Con su victoria los Gigantes, al evitar derrotas seguidas, mantienen el liderato en la División Oeste de la Liga Nacional con un juego de ventaja sobre los Cascabeles de Arizona, que por la tarde se acercaron a medio juego después de vencer 5-1 a los Marlins de la Florida.

Huff hizo cuatro viajes a la caja de bateo y pegó tres veces para remolcar dos de las cuatro carreras de los Gigantes.

El primer relevo el dominicano Ramón Ramírez (2-0) se acreditó el triunfo en un episodio al ponchar a dos.

Ramírez controló a sus cuatro enemigos con 16 envíos, 12 de ellos perfectos para dejar en 1,63 su promedio de efectividad.

La derrota la cargó el relevo dominicano José Arredondo (0-2) en un tercio de entrada, permitió un imparable, dos carreras, dio dos pasaportes y ponchó a uno.